Bandas sonoras para una vida – Akira – Soundtracks for life

akira

Hoy iniciamos nueva sección en Freak Cult.
En esta esperamos ofreceros acceso a bandas sonoras conocidas, y no tan conocidas, de películas que marcaron momentos y épocas, para que podáis disfrutarlas con la misma fruición que nosotros.

Y qué mejor forma de iniciar una sección de bandas sonoras que con las joyas sonoras que decoran una de las obras maestras de la animación: Akira.

Hay poco que pueda añadir a todo lo escrito ya sobre Akira. La he visto, leído y escuchado muchas veces, y creo que este puede ser halago suficiente para cualquier obra: he repetido en todas sus vertientes. Porque lo merece. Y mucho.

Akira es además una de esas obras atemporales, por su capacidad de crecer a tu lado, dándote nuevos frutos a medida que avanzas en el camino de la vida.

En la infancia, fue la sorpresa de un cine de animación complejo y adulto, no en la apariencia, si no en el fondo, además de iniciar mis primeros pasos en el anime junto con Ghost In The Shell (qué tiernos recuerdos…).

En la adolescencia, fue la ampliación de conocimientos, la revisión de la historia y la penetración más completa en su fondo a través del manga, junto con la entrada en el mundo de la literatura ciberpunk de la mano de Dick y Gibson.

(Y es que dos de mis wargames favoritos, Necromunda y Warhammer 40000, son puro cyberpunk en su vertiente más desoladora…)

Ahora en la madurez, es dejar que la música me permita volver cómodamente a cualquier instante de la historia, gracias a una memoria rica y completa. Bueno, y el horror de comprobar que el universo tiene una forma muy Pratchett de darte lo que deseas; vivir la era ciberpunk está siendo igual de duro que en mis novelas favoritas: trabajo duro y malpagado, grandes corporaciones tratando de esclavizarnos y tecnología accesible a todos los niveles
XD

Que la disfrutéis >>>

Today starts a new section at Freak Cult.

Here hope to offer you access to well-known and not so well-known soundtracks of films that marked times, so enjoy them as us.

And way better to start than with the sound jewels that decorate one masterpiece in animation: Akira.

Difficult add something new to everything already written about Akira. I have seen, read and heard the work many times, and believe that can be enough praise: repeated in all its aspects. Because deserves it. A lot.

Also one of those timeless works, for its ability to grow with you, giving new fruits as moving along the path of life.

At childhood, was a surprise, complex and adult animated film, maybe not in surface, but in the background, besides starts my own first steps with anime along Ghost In The Shell (oh, old sweet memories …) .

As teenager, was expanding knowledge, reviewing the story and background through the manga, along my begining into cyberpunk literature by hands of Dick and Gibson.

(And two of my favorite wargames, Necromunda and Warhammer 40000, are pure cyberpunk in most desolating slope …)

Now as adult, let music allow to return comfortably at any time in its history, thanks such a rich and complete memory. Well, and horror as check that universe has a “Pratchett way” of giving what you want; live the cyberpunk age begins just be as hard as in my favorite novels: hard and bad pay work, big corporations trying to enslave us and technology all over
XD

Enjoy it >>>

Anuncios

Bandas sonoras para una vida: Paris, Texas de Ry Cooder

¿Quién no recuerda la música introductoria de Documentos TV?

Esa guitarra triste y desolada acompañaba estupendamente a la temática del programa, un programa que se echa muchísimo de menos, por su contenido crítico especialmente, más aún en estos tiempos en que la televisión pública ha caído en una espiral constante de reconstruirse por completo al servicio del gobierno.

La música de Ry Cooder nos transporta a Texas casi desde el primer segundo de metraje de la película, haciéndola aún más preciosa gracias al ambiente en que nos introduce.

Totalmente recomendable. Que la disfrutéis.

Bandas sonoras para una vida – Buena Vista Social Club

 

Fuente: Wikipedia

En 1996, el compositor, productor y guitarrista Ry Cooder viajó sin éxito a Cuba hasta los Estudios Egrem, en La Habana, interesado en cierta música con ritmos provenientes de África. Esto no le impidió conocer a un grupo de legendarios músicos cubanos, que habían pasado prácticamente al olvido, cuyas edades fluctuaban entre los 60 y 80 años. Filmado en 1998, este documental registra el regreso de Cooder a Cuba, ocasión en la que se reúne con el vocalista Ibrahim Ferrer y el resto de los músicos para grabar el CD “Buena Vista Social Club”, álbum ganador de un Grammy cuyo éxito fue aclamado internacionalmente. El director de cine Wim Wenders, junto a un reducido grupo de filmación, observó a los músicos en el estudio y rastreó sus vidas en La Habana. Así se dio inicio a este documental, que registra el viaje de los ancianos desde su país natal hasta la ciudad de Ámsterdam -donde ofrecieron dos conciertos-, y que finaliza en Nueva York, con una presentación en el Carnegie Hall.

El documental inicia con una escena en que el fotógrafo Raúl Corrales Fornos exhibe algunas de sus fotografías más famosas.

 

Hoy os traigo esta estupenda banda sonora que casi no requiere ni de presentación.
Gracias a Ry Cooder, el mundo pudo conocer a un grupo de músicos y ante todo personas, legendarias tanto en su arte como en su energía derrochándolo generosamente sobre todos nosotros.

Que la disfrutéis.

Bandas sonoras para una vida – Akira

 

Hoy iniciamos nueva sección en Freak Cult.

En esta esperamos ofreceros acceso a bandas sonoras conocidas, y no tan conocidas, de películas que marcaron momentos y épocas, para que podáis disfrutarlas con la misma fruición que nosotros.

Y qué mejor forma de iniciar una sección de bandas sonoras que con las joyas sonoras que decoran una de las obras maestras de la animación: Akira.

Hay poco que pueda añadir a todo lo escrito ya sobre Akira. La he visto, leído y escuchado muchas veces, y creo que este puede ser halago suficiente para cualquier obra: he repetido en todas sus vertientes. Porque lo merece. Y mucho.

Akira es además una de esas obras atemporales, por su capacidad de crecer a tu lado, dándote nuevos frutos a medida que avanzas en el camino de la vida.

En la infancia, fue la sorpresa de un cine de animación complejo y adulto, no en la apariencia, si no en el fondo, además de iniciar mis primeros pasos en el anime junto con Ghost In The Shell (qué tiernos recuerdos…).

En la adolescencia, fue la ampliación de conocimientos, la revisión de la historia y la penetración más completa en su fondo a través del manga, junto con la entrada en el mundo de la literatura ciberpunk de la mano de Dick y Gibson.

(Y es que dos de mis wargames favoritos, Necromunda y Warhammer 40000, son puro cyberpunk en su vertiente más desoladora…)

Ahora en la madurez, es dejar que la música me permita volver cómodamente a cualquier instante de la historia, gracias a una memoria rica y completa. Bueno, y el horror de comprobar que el universo tiene una forma muy Pratchett de darte lo que deseas; vivir la era ciberpunk está siendo igual de duro que en mis novelas favoritas: trabajo duro y malpagado, grandes corporaciones tratando de esclavizarnos y tecnología accesible a todos los niveles
XD

Que la disfrutéis >>>